Actividades Asistenciales

 

Supuestas Órdenes de Malta

La Soberana Orden Militar de Malta quiere advertir de la proliferación, por todo el mundo, de entes y asociaciones, que utilizando símbolos y nombres parecidos o similares a los de la Orden, intentan presentarse como legítimas y reconocidas órdenes de Malta. Aparte de crear malentendidos y confusión, dañan el buen nombre que la Orden ha establecido a lo largo de muchos años.

Estas organizaciones no tienen ningún vínculo en absoluto con la Soberana Orden Militar de Malta cuya sede está situada en Roma, en Via Condotti, 68, y que mantiene relaciones diplomáticas con más de 100 Estados y organizaciones internacionales. También está reconocida por las Naciones Unidas y por la Santa Sede.

Se recomienda encarecidamente que se tenga cautela a la hora de valorar propuestas o solicitaciones de organizaciones que afirman ser la “Orden de Malta” o la Orden de San Juan.

Rogamos que confirmen su autenticidad a través de uno de nuestros Grandes Prioratos, Asociaciones Nacionales o misiones diplomáticas. Para una lista completa de las entidades de la Orden, rogamos visiten la sección “La Orden en el Mundo” en ese sitio web.

 

 

Las Órdenes de San Juan

Aparte de la Orden de Malta, hay otras órdenes de San Juan, no católicas, que son reconocidas como órdenes de caballería. Se distinguen de otras órdenes nacionales por su fe cristiana y por sus tradiciones de órdenes cristianas laicas.

Las cuatro órdenes de San Juan de Jerusalén están asociadas dentro de la “Alianza” de las Ordenes de San Juan y comparten la misma tradición histórica y la misma misión: la atención a los enfermos y a los pobres. Están reconocidas por las autoridades soberanas de los países en donde tienen sede. A continuación se ofrece una breve descripción de las cuatro órdenes de San Juan reconocidas por la Soberana Orden de Malta.

Bailiaje de Brandeburgo de San Juan de Jerusalén

La Orden de San Juan se estableció en Alemania durante los siglos XII y XIII, fundando un Gran Priorato. En el siglo XVI, una parte del Gran Priorato, el Bailiaje de Brandeburgo de la Orden, se hizo protestante bajo la protección de los Margraves de Brandeburgo, futuros reyes de Prusia. El Bailiaje continuó manteniendo cordiales relaciones con la Soberana Orden de Malta. En 1811 fue suprimido por el Rey de Prusia que más tarde fundó la Real Orden de Prusia de San Juan, como Orden de mérito. En 1852 recuperó el nombre de Bailiaje de Brandeburgo transformándose en una orden de la nobleza prusiana.

En 1918, después de la caída de la monarquía, fue separada del Estado, haciéndose independiente. Está presente en varios países europeos, en Canadá y en los Estados Unidos; también trabaja en Alemania con hospitales y residencias asistidas para ancianos, y es responsable de un importante servicio de ambulancias: el “Johanniter Unfallhilfe”. Tiene afiliaciones independientes en Finlandia, Francia, Hungría y Suiza.

Orden de San Juan de los Paises Bajos

La Orden de San Juan empezó a difundirse en los Países Bajos en el siglo XII. El Rey de Prusia suprimió el Bailiaje de Brandeburgo en 1811. Sin embargo, algunos miembros holandeses se reunieron para refundarlo en 1852.

En 1909 se fundó una afiliación en el Reino de Holanda. En 1946 se separó de la Orden alemana y pasó a depender de la Corona holandesa, pero no como Orden de Estado.

Actualmente gestiona hospitales y hospicios y colabora con la Soberana Orden de Malta en diversas obras caritativas.

Orden de San Juan de Suecia

La Orden de San Juan se estableció en Escandinavia en el siglo XII y se convirtió en protestante en 1530. La nueva Orden de Suecia formó parte inicialmente del Bailiaje de Brandeburgo y fue reorganizada en 1920 como dependiente de la Orden alemana, pero bajo la protección de la Corona Sueca.

Se independizó de la Orden alemana en 1946, bajo la protección del Rey de Suecia. Hoy esta Orden presta asistencia a ancianos y enfermos y colabora con los hospitales suecos, con algunas organizaciones caritativas y con las comunidades cristianas. También colabora en actividades internacionales para ayudar a refugiados y prisioneros políticos.

Venerable Orden de San Juan

La Orden de San Juan se estableció en las Islas Británicas en el siglo XII y, salvo un breve periodo del reinado de la Reina María, dejó de existir bajo Enrique VIII. La “Venerable Orden” se desarrolló después de una tentativa infructuosa en 1830 de reinstaurar la “Orden de San Juan” en el Reino Unido. No llegó a establecerse como Fundación Humanitaria hasta 1870.

En 1888 fue reconocida por la Reina Victoria, no como Orden de Estado, sino como Orden de la Corona. Hoy es muy conocida por sus servicios de ambulancias que ejercen en distintos países, por su hospital oftalmológico en Jerusalén y por sus servicios de socorro y de enfermería. La Venerable Orden tiene prioratos y asociaciones en unos cuarenta países, la mayor parte de lengua inglesa. Es la única orden, entre las de San Juan, que no pone condiciones en su procedimiento de admisión.

 

 

Los 79 Grandes Maestres

1 Beato Gerardo 3 Sept. 1120 
2 Frey Raymond du Puy 1120 – c. 1158/60
3 Frey Auger de Balben c. 1158/60 – 1162/3
4 Frey Arnaud de Comps 1162 – 1163
5 Frey Gilbert de Aissailly 1163 – c.1169/70
6 Frey Gastone de Murols c. 1170 – c. 1172
7 Frey Gilbert c. 1172 – 1177
8 Frey Roger de Moulins 1177 – c. 1187
9 Frey Hermangard d'Asp 1188 – c. 1190
10 Frey Garnier de Naplous 1189/90 – 1192
11 Frey Geoffroy de Donjon 1193 – 1202
12 Frey Alfonse of Portugal 1203 – 1206
13 Frey Geoffrey le Rat 1206 – 1207
14 Frey Garin de Montaigu 1207 – c. 1227/8
15 Frey Bertrand de Thessy c. 1228 – 1231
16 Frey Guerin 1231 – 1236
17 Frey Bertrand de Comps 1236 – c. 1239/40
18 Frey Pierre de Vielle-Bride 1239/40 – 1242
19 Frey Guillaume de Chateauneuf 1242 – 1258
20 Frey Hugues de Revel 1258 – 1277
21 Frey Nicolas Lorgne 1277/8 – 1284
22 Frey Jean de Villiers 1284/5 – c. 1293/4
23 Frey Odon de Pins 1294 – 1296
24 Frey Guillaume de Villaret 1296 – 1305
25 Frey Foulques de Villaret 1305 – 1319
26 Frey Helion de Villeneuve 1319 – 1346
27 Frey Dieudonné de Gozon 1346 – 1353
28 Frey Pierre de Corneillan 1353 – 1355
29 Frey Roger de Pins 1355 – 1365
30 Frey Raymond Berenger 1365 – 1374
31 Frey Robert de Juliac 1374 – 1376
32 Frey Jean Fernandez de Heredia 1376 – 1396
33 Frey Riccardo Caracciolo 1383 – 1395
34 Frey Philibert de Naillac 1396 – 1421
35 Frey Antonio Fluvian de Riviere 1421 – 1437
36 Frey Jean de Lastic 1437 – 1454
37 Frey Jacques de Milly 1454 – 1461
38 Frey Piero Raimondo Zacosta 1461 – 1467
39 Frey Giovanni Battista Orsini 1467 – 1476
40 Frey Pierre d'Aubusson 1476 – 1503
41 Frey Emery d'Amboise 1503 – 1512
42 Frey Guy de Blanchefort 1512 – 1513
43 Frey Fabrizio del Carretto 1513 – 1521
44 Frey Philippe de Villiers de l'Isle-Adam 1521 – 1534
45 Frey Piero de Ponte 1534 – 1535
46 Frey Didier de Saint-Jaille 1535 – 1536
47 Frey Jean de Homedes 1536 – 1553
48 Frey Claude de la Sengle 1553 – 1557
49 Frey Jean de la Vallette (or Valette) 1557 – 1568
50 Frey Pierre de Monte 1568 – 1572
51 Frey Jean de la Cassiere 1572 – 1581
52 Frey Hugues Loubenx de Verdala 1581 – 1595
53 Frey Martin Garzez 1595 – 1601
54 Frey Alof de Wignacourt 1601 – 1622
55 Frey Luis Mendez de Vasconcellos 1622 – 1623
56 Frey Antoine de Paule 1623 – 1636
57 Frey Juan de Lascaris-Castellar 1636 – 1657
58 Frey Antoine de Redin 1657 – 1660
59 Frey Annet de Clermont-Gessant 1660
60 Frey Raphael Cotoner 1660 – 1663
61 Frey Nicolas Cotoner 1663 – 1680
62 Frey Gregorio Carafa 1680 – 1690
63 Frey Adrienne de Wignacourt 1690 – 1697
64 Frey Ramon Perellos y Roccaful 1697 – 1720
65 Frey Marc'Antonio Zondadari 1720 – 1722
66 Frey Antonio Manoel de Vilhena 1722 – 1736
67 Frey Raymond Despuig 1736 – 1741
68 Frey Manuel Pinto de Fonseca 1741 – 1773
69 Frey Francisco Ximenes de Texada 1773 – 1775
70 Frey Emmanuel de Rohan-Polduc 1775 – 1797
71 Frey Ferdinand von Hompesch zu Bolheim 1797 – 1802
72 Emperador Pablo I de Rusia (de facto) 1799 – 1801
73 Frey Giovanni Battista Tommasi 1803 – 1805
74 Frey Giovanni Battista Ceschi a Santa Croce 1879 – 1905
75 Frey Galeazzo von Thun und Hohenstein 1905 – 1931
76 Frey Ludovico Chigi Albani della Rovere 1931 – 1951
77 Frey Angelo de Mojana di Cologna 1962 – 1988
78 Frey Andrew Willoughby Ninian Bertie 1988 – 2008
79 Frey Matthew Festing 2008 -

 

LUGARTENIENTES DEL GRAN MAGISTERIO

 

1 Frey Innico Maria Guevara-Suardo 1805-1814
2 Frey André Di Giovanni 1814-1821
3 Frey Antoine Busca 1821-1834
4 Frey Carlo Candida 1834-1845
5 Frey Philippe di Colloredo-Mels 1845-1864
6 Frey Alessandro Borgia 1865-1872
7 Frey Giovanni Battista Ceschi a Santa Croce 1872-1879
8 Frey Antoine Hercolani Fava Simonetti "ad interim" 1951-1955
9 Frey Jean Charles Pallavicini "ad interim" 1988 (enero-abril)
10 Fra' Giacomo Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto 2008 (febrero-marzo)

 

LUGARTENIENTES DEL GRAN MAESTRE

 


Frey Pio Franchi de' Cavalieri (en la enfermedad del 75º G. M.) 1929-1931
Frey Ernesto Paternò Castello di Carcaci 1955-1962

 

 

Los nombres de la Orden

Desde su fundación, hace 960 años, son muchos los nombres con que han sido designados la Orden y sus miembros. Esto se explica por sus nueve siglos de vida azarosa, y en particular porque los Caballeros debían a menudo abandonar los países donde anteriormente habían tenido un papel destacado.

El nombre oficial de la Orden de Malta es Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta.
Las abreviaciones del nombre, Soberana Orden Militar de Malta, Soberana Orden de Malta u Orden de Malta, se utilizan a menudo por razones jurídicas, diplomáticas o de comunicación.

Los caballeros fueron inicialmente llamados Caballeros Hospitalarios (u Hospitalarios), denominación que definía su misión. También eran llamados Caballeros de San Juan, en referencia al Santo Patrón de la Orden, así como Giovannitio Gerosolimitani, en referencia a Jerusalén, donde se fundó la Orden. En el pasado, también se ha utilizado el nombre La Religión, para señalar su carácter de hermandad religiosa.
Tras la conquista de la isla de Rodas en 1310, pasaron a ser llamados Caballeros de Rodas. En 1530 el emperador Carlos V cedió la isla de Malta a los Caballeros, y desde entonces los miembros de la Orden son habitualmente denominados Caballeros de Malta.

Con el fin de proteger esta herencia, la Orden de Malta ha registrado legalmente 16 versiones de sus nombres y emblemas en cerca de 100 países.

 

 

960 años de historia

1048 – Jerusalén

El nacimiento de la Orden se remonta aproximadamente al año 1048. Mercaderes de la antigua república marinera de Amalfi obtuvieron del Califa de Egipto el permiso para construir en Jerusalén una iglesia, un convento y un hospital para asistir a los peregrinos de cualquier fe o raza. La Orden de San Juan de Jerusalén – la comunidad monástica que dirigía el hospital – se hizo independiente bajo la dirección de su fundador, el Beato Gerardo. Con la bula del 15 de febrero de 1113, el Papa Pascual II aprobó la fundación del hospital y lo puso bajo la tutela de la Santa Sede, con derecho a elegir libremente a sus superiores sin interferencia de otras autoridades laicas o religiosas. En virtud de aquella bula el hospital se transforma en orden laica religiosa. Todos los Caballeros eran religiosos, atados por los tres votos monásticos de pobreza, castidad y obediencia.

La constitución del reino de Jerusalén en el marco de las Cruzadas obligó a la Orden a asumir la defensa militar de los enfermos y los peregrinos, y a proteger sus centros médicos y las principales vías de comunicación. A la misión hospitalaria de la Orden se sumó pues la defensa de la fe. Con el tiempo, la Orden adoptó la cruz octagonal blanca que sigue siendo hoy en día su símbolo.

1291 - Chipre

Tras la caída de San Juan de Acre y la pérdida de la Tierra Santa en 1291, la Orden Hospitalaria de San Juan estableció su sede y su hospital en Limassol, en la isla de Chipre, donde había estado presente desde 1210gracias a la concesión de importantes propiedades, privilegios y derechos comerciales. Siguió construyendo nuevos hospitales, fiel a su misión hospitalaria, y aprovechó la posición estratégica de la isla para organizar una flota naval que protegiera a los peregrinos en la ruta marítima hacia la Tierra Santa. Los miembros siguieron llegando de toda Europa, contribuyendo así a reforzar la estructura de la Orden, que pudo hacer nuevas adquisiciones en la orilla mediterránea. Entre ellos, el importante puerto de Famagusta, la ciudad de Nicosia y numerosas Encomiendas.

Dada la creciente inestabilidad en Chipre, que limitó su expansión en la isla, los Hospitalarios consideraron más adecuado establecer la sede de la Orden de San Juan en la isla de Rodas. Sin embargo, los Lugartenientes Magistrales mantuvieron su presencia en Chipre, dirigiendo los Prioratos y Encomiendas (según se dice, más de 60 en 1374) durante un siglo más hasta mediados del siglo 15, cuando los Caballeros fueron llamados a la sede conventual de Rodas.

1310 – Rodas

Bajo la dirección del Gran Maestre Frey Foulques de Villaret, en 1307, los Caballeros de la Orden de San Juan llegaron con su flota a Rodas, completando la adquisición de la isla en 1310 cuando transfirieron allí su sede. Además de ofrecer un puerto natural a su flota, la isla presentaba una posición privilegiada, un vínculo entre el mundo oriental y el mundo occidental.

Desde aquel momento, la defensa del mundo cristiano exigió la organización de una fuerza naval. La Orden formó una potente flota y empezó a surcar el Mediterráneo oriental, defendiendo la Cristiandad en numerosas y célebres batallas.

La independencia de la Orden frente a otros Estados concedida en virtud de decretos pontificios, junto con el derecho, universalmente reconocido, de mantener y armar fuerzas militares, constituyó la base de la soberanía internacional de la Orden.

A principios del siglo XIV las instituciones de la Orden y los Caballeros que acudían a Rodas procedentes de toda Europa se agruparon según los distintos idiomas que hablaban. Inicialmente fueron siete los grupos de Lenguas: Provenza, Auvernia, Francia, Italia, Aragón-Navarra, Inglaterra (con Escocia e Irlanda) y Alemania. En 1492 Castilla y Portugal se separaron de la Lengua de Aragón para constituir la octava Lengua. Cada Lengua comprendía Prioratos o Grandes Prioratos, Bailiajes y Encomiendas.

La Orden estaba gobernada por el Gran Maestre (Príncipe de Rodas) y por el Consejo, acuñaba moneda y mantenía relaciones diplomáticas con otros estados. Los otros cargos de la Orden se conferían a los representantes de las diversas Lenguas. La sede de la Orden, el Convento, estaba integrada por religiosos de diversas nacionalidades.

Después de seis meses de asedio y de crueles combates con la flota y el ejército del Sultán Solimán el Magnífico, los Caballeros se vieron obligados a rendirse en 1523, abandonando la isla de Rodas con honores militares.

1530 – Malta

La Orden quedó sin territorio hasta 1530, cuando el Gran Maestre Frey Philippe de Villiers de l’Isle Adam tomó posesión de la isla de Malta, cedida a la Orden por el Emperador Carlos V, con la aprobación del Papa Clemente VII. Se decidió que la Orden permanecería neutral en las guerras entre naciones cristianas.

En 1565 los Caballeros, a las órdenes del Gran Maestre Frey Jean de la Valette, defendieron la isla durante el Gran Asedio Turco, que duró más de tres meses.

Después de esta victoria se construyeron la ciudad y el puerto de La Valetta, que recibieron el nombre del Gran Maestre, su fundador. Los Caballeros transformaron Malta con grandes proyectos urbanísticos: se construyeron palacios e iglesias, así como enormes bastiones defensivos y varios jardines. La arquitectura prosperó, así como el patrimonio artístico. En la isla se erigió un nuevo y gran hospital, considerado uno de los mejor organizados y más eficaces del mundo. Igualmente se fundó una escuela de anatomía, a la que siguió la facultad de medicina. La Orden contribuyó particularmente al desarrollo de la oftalmología y la farmacología.

Además de estas actividades, la flota de la Orden de Malta participó en las maniobras más importantes del Mediterráneo en la lucha contra la flota otomana y los piratas norteafricanos.

1571 – La batalla de Lepanto

La flota de la Orden participó en la Batalla de Lepanto en 1571, contribuyendo a la victoria de las fuerzas cristianas contra la expansión del Imperio Otomano en Europa.

1798 – El exilio

Dos siglos después, en 1798, Napoleón Bonaparte ocupó la isla durante la campaña de Egipto por su alto valor estratégico. Los Caballeros, que tenían prohibido por la Norma de la Orden alzar las armas contra otros cristianos, se vieron obligados a abandonar Malta. El Tratado de Amiens, firmado en 1802, que establecía el derecho soberano de la Orden sobre la isla de Malta, no fue jamás aplicado.

1834 – Roma

Después de residir temporalmente en Messina, Catania y Ferrara, en 1834 la Orden se estableció definitivamente en Roma, donde posee, con garantía de extraterritorialidad, el Palacio Magistral en via Condotti 68, y la Villa Magistral en la colina del Aventino.

Siglos XX y XXI

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la misión original de asistencia hospitalaria volvió a ser la actividad principal de la Orden, reforzándose aún más a lo largo del último siglo, gracias a la contribución de las actividades de los Grandes Prioratos y de las Asociaciones Nacionales presentes en numerosos países del mundo. La actividad hospitalaria y caritativa se desarrolló a gran escala durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial bajo la dirección del Gran Maestre Frey Ludovico Chigi Albani della Rovere (1931-1951).

Bajo los Grandes Maestres Frey Angelo de Mojana di Cologna (1962-1988) y Frey Andrew Bertie (1988-2008), los proyectos se intensificaron hasta llegar a las regiones más remotas del planeta.

Para saber más sobre las actividades actuales de la Orden, sírvase visitar la sección Actividades médicas y humanitarias de esto sitio Web.