Actividades Asistenciales

asesor#U00eda.pngregalos.pngsoya.pngayuda.pngnavidad.pngbendici#U00f3n.pngcelebraci#U00f3n.pngcapacitaci#U00f3n.pngactividad.png

PEREGRINACIÓN SIN PRECEDENTES AL SANTUARIO DE LA

REINA DE COLOMBIA

  

  

  

  

 

El sábado 16 de mayo, la Asociación Colombiana de la Soberana Orden Militar de Malta adelantó una peregrinación sin precedentes en su historia, llevando  225 ancianos y 18 personas en situación de discapacidad, a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en la población de Chiquinquirá, en el departamento de Boyacá.
 
Los peregrinos pertenecen a la zona de Lisboa de Bogotá, donde la Asociación Colombiana de la Orden de Malta desarrolla un intensa labor hospitalaria desde el   año 2007, en estrecha coordinación con la parroquia local regentada por de la comunidad de misioneros Scalabrinianos.   
 
Después de participar en la Santa Misa, los ancianos, miembros y voluntarios de la Orden en Colombia, disfrutaron de un almuerzo típico de la región.
 
En esta bella población ocurrió el milagro de la renovación, donde un viejo y deteriorado lienzo pintado por el Maestro Alonso de Narváez, recobró todo su color y esplendor el día 26 de diciembre de 1586. 
 
Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá fue declarada Patrona de Colombia por el Papa Pío VII en el año 1829.
 
PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA ORDEN EN COLOMBIA,
CABALLERO DE GRACIA MAGISTRAL JORGE LEÓN GALINDO,
MD, EN EL SANTUARIO
 
 
”Quiero dar la bienvenida a los peregrinos del Barrio Lisboa en Bogotá y agradecerles sobremanera su presencia en esta Basílica. Los caballeros de la Orden de Malta en Colombia hacemos votos para que sus deseos, especialmente los relacionados con su salud, se cumplan y sean oidos por la Santísima Virgen del Rosario de Chiquinquirá y por Nuestro Señor Jesucristo. Queremos manifestarles que los miembros de la Orden aquí presentes se sientes honrados con su presencia. Deseo agradecer especialmente a la Comunidad Scalabrini, en especial al Padre Mauricio Pontin por su colaboración, a nuestro cohermano Don Octavio Flórez quien fue el organizador y el alma de este evento, a los padres la Comunidad Dominicana  de la Basílica por permitirnos la realización de esta peregrinación que tiene tan alto significado espiritual para todos los aquí presentes. Mil gracias a todos.
 
Deseo hacer algunas anotaciones y reflexiones que considero importantes en relación a este certamen. Recordar que las peregrinación van unidas a la condición itinerante del ser humano. Nuestra vida no es más que un camino lleno de vericuetos y encrucijadas que se inicia con nuestro nacimiento y termina con la muerte. Las peregrinaciones  para llegar a un lugar sagrado han tenido para el hombre a través de la historia un sentido de salvación y de purificación. 
 
La palabra ¨peregrino¨ viene del latín ¨peregrinus¨que significa ¨ir por los campos¨. Según Ortega y Gasset es un ¨andar y ver¨ como método, es pensar con los pies, que es lo que hacían los escolásticos. A través de los siglos las peregrinaciones en su mayoría han tenido un sentido religioso. Es visitar un lugar santo, un santuario. Los peregrinos buscan purificarse a través del perdón de Dios y hacer sus plegarias para pedir por la salud y el bienestar de ellos y de sus allegados.
 
 
 
Aquí nos encontramos en la Basílica de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá patrona de Colombia por decreto del Presidente Marco Fidel Suárez en 1.919.
 
Es importante hacer un breve recordatorio de la historía de esta bella imágen.
 
Se remonta a mediados del siglo XVI cuando el Fraile Dominico Andrés Jadraque ve la necesidad de tener una imágen de la Virgen María en la capilla y decide que debe ser la de la Virgen del Rosario. Acude  visitar en  Tunja al pintor español Alonso de Narváez y le encarga la pintura de la Virgen con el Niño acompañados a un lado por San Antonio de Padua y al otro lado por San Andrés. En 1.562 se colocó la pintura en la capilla localizada cerca de un pozo se agua. Debido a la alta humedad del sitio, la pintura se deterioró a tal punto que luego de dos décadas a penas se podían vislumbrar las figuras al igual que se perdieron los colores del cuadro. La pintura fué abandonada y sirvió hasta de piso donde se almacenaba el maíz. Se dice que en 1.586 una señora española de nombre María Ramos la recogió y la colgó nuevamente, al parecer en la capilla para orar ante ella. Fue el 26 de diciembre de 1.586 cuando una indígena llamada Isabel quien junto con su hijito observaron que la imagen se iluminaba y había recuperado su colorido original, al igual que las rasgaduras y los agujeros en el lienzo habían desaparecido. Desde entónces nació la devoción por nuestra Patrona de Colombia. Se cuenta que Simón Bolivar la visitó y oró ante ella durante la campaña libertadora y recibió de la comunidad los tesoros y joyas que el cuadro tenía en ese entónces.
 
Deseo en este punto y antes de terminar mencionar algunos datos históricos sobre la Soberana Orden de Malta. Durante más de nueve siglos el charisma de la Soberana Orden de Malta ha sido: Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum, que esignifica promover la Gloria de Dios, el servicio a  la Fe, al Santo Padre y a la ayuda al prójimo. Ella nutre, da testimonio, defiende la Fe sirviendo a los pobres y a los enfermos que representan al Señor. 
 
Según consta en su Carta Contitucional : ¨Fiel a los preceptos divinos y a los Consejos de Nuestro Señor Jesucristo, guiada por las enseñanzas de la Iglesia, la Orden afirma y defiende las virtudes cristianas de la caridad y de la hermandad, realizando sin distinción de religión, de raza, de género ni de edad obras de misericordia con los enfermos, los menesterosos y los apátridas. Realiza de manera particular actividades institucionales en el campo hospitalario, incluida la la asistencia social y sanitaria en favor de las víctimas de calamidades excepcionales y de guerras, teniendo en cuenta su elevación espiritual y fortaleciendo su  fe en Dios. ¨.
 
La Soberana Orden Militar de Jerusalén, de Rodas y Malta se originó en Jerusalén en el siglo XI por un grupo de hospitalarios del Hospital San Juan de Jerusalén, como una hermandad o fraternidad hospitalaria dedicada a la asistencia de peregrinos y enfermos y fue reconocida solemnemente en el año 1.113 por el Papa Pascual II en la Bula Pie Postulatin Voluntatis. 
 
Es una Orden laica soberana, es sujeto de derecho internacional y ejercita funciones soberanas. Es reconocida por más de 120 estados y acreditada como Observador Permanente en las Naciones Unidas. Su soberanía le permite a la Orden realizar tareas en cualquier parte del mundo, con gran independencia política y económica y asegura su neutralidad e imparcialidad. Tiene presencia en Colombia desde 1.957.”
 
Mil gracias,
 
Jorge León Galindo
Presidente ACSOMM
 
 

 

HISTORIA

 

El 12 de febrero de 1957, se constituyó la Asociación Colombiana de la Soberana Orden Militar de Malta, previa aprobación del Soberano Consejo, del Gran Magisterio de la Orden en Roma.

 

La Asociación, desde entonces ha ayudado a miles de personas en el territorio nacional a través de sus variados programas.
 
Ha distribuido medicamentos, insumos, equipos de salubridad, elementos de primeros auxilios y artículos variados de uso personal, entre otras muchas ayudas. 
 
Ha atendido inmediatamente los siniestros ocurridos en la Zona Cafetera y en otras zonas de la geografía patria. Ha desarrollado actividades médicas en compañía de asociaciones de aviación privada, de la Pastoral Social de la Iglesia, y muchas otras.
 
Actualmente ha establecido alianzas con otras entidades del servicio a los pobres, enfermos y necesitados.
 
En Bogotá presta servicio a cientos de ancianos, jóvenes, niños, parejas, desplazados, enfermos y demás personas en situaciones de discapacidad, abandono o limitados recursos.
 
Hoy día la Asociación Colombiana de la Soberana Orden Militar de Malta cuenta con cerca de 30 miembros que laboran en ambiciosos proyectos sanitarios y de apoyo jurídico, sicológico, ambiental, nutricional y de vivienda, entre otros más, como por ejemplo, en   la implementación  de un buque hospital que servirá de asistencia médica en las zonas rivereñas de los poblados más alejados y desprotegidos de la nación. 
 
Son incontables las fundaciones, comunidades y personas que se han beneficiado en estos  56 años de la ayuda humanitaria por parte de  los hijos espirituales del Beato Gerardo, fundador de esta católica milicia en la Edad Media.
 
El primer Consejo Directivo de la Asociación Colombiana fue conformado de la siguiente manera:

 

PRESIDENTE HONORARIO Carlos Arango Vélez
PRESIDENTE Jorge Enrique Salazar
CANCILLER Gustavo García Ordóñez
TESORERO Gabriel Posada Jaramillo
MAESTRO DE CEREMONIAS Misael Pastrana Borrero

                   

VOCALES:

 

José Manuel Rivas Sacconi

Eduardo Zuleta Angel

Antonio Alvarez Restrepo

Luigi Marengón

Carlos Holguín Holguín

Koloman Bruner Lehenstein

Pablo Gibsone

Hernán Olarte Muñoz

Jairo Londoño Tamayo

Hernán Tobar Cháves

 

 

ASISTENTE DEL GRAN MAGISTERIO:        

Conde Sergio Rusca

 

SUPLENTE:                                        

Barón CapistranoAdamovich de Csepin

 

ESPIRITUALIDAD

 

Los miembros de la Orden, en base a la Carta Constitucional, se comprometen a tener una conducta cristiana, ejemplar en la vida privada y pública, contribuyendo a mantener viva la tradición de la Orden.

La Orden permanece fiel a los principios que inspiraron su fundación: la defensa de la Fe y el servicio a los necesitados. Sus miembros combinan vocación y compromiso con la solidaridad, la justicia, y la paz, basándose en la enseñanza de la doctrina evangélica, en estrecha comunión con la Santa Sede, ejerciendo una caridad dinámica y operativa, sustentada por la oración. No se es Caballero o Dama sólo por privilegio de nacimiento o por méritos adquiridos, sino por haber sabido responder a la invitación de trabajar allí donde surgen necesidades materiales y morales, allí donde se encuentre el sufrimiento.

Donde quiera que se asentaran los Caballeros, lo primero que hicieron siempre fue establecer un hospital y una hospedería y, si era necesario, fortificaciones defensivas. ¿Qué significa ser hospitalario hoy en el tercer milenio? Significa dedicarse a aliviar el sufrimiento y llevar el consuelo de la caridad cristiana a los afligidos donde sea necesario, no solamente en hospitales sino también en casas particulares, en hospicios, en los hogares pobres de la población desheredada. El compromiso no atañe solo a los enfermos, sino también a los marginados, a los perseguidos, a los refugiados, sin distinción de raza o religión.

 

RETIROS ESPIRITUALES

Dentro del programa de perfeccionamiento espiritual de los Caballeros y Damas de la Orden, el pasado sábado 13 de octubre se adelantó un retiro espiritual con motivo de la promulgación del año de la Fe instituido por el Santo Padre Benedicto XVI. Fue una provechosa jornada de reflexión dirigida por el párroco de la Iglesia de la Inmaculada Concepción del Chicó, ubicada al norte de Bogotá. Tuvimos la grata compañía de algunos miembros de la Orden Ecuestre del santo Sepulcro de Jerusalén.

 

  

  

 

MEDICINAS Y ASISTENCIA PARA UNA MEJOR COLOMBIA

 

La Asociación Colombiana se  encuentra prestando un apoyo permanente a más de 50 instituciones que desarrollan programas de salud en varias regiones del país, con la condición de que sean distribuidas en forma totalmente gratuita.  Esta labor se cumple gracias a la colaboración de entidades internacionales norteamericanas como AmeriCares Foundation y próximamente Food For The Poor, quienes donan medicamentos e insumos médicos y hospitalarios para los beneficiarios de la Orden en Colombia.

 

La atención puede discriminarse de la siguiente manera:

  • Atención en medicina general a niños, ancianos, mujeres embarazadas y lactantes (Barrios Palermo Sur y Lisboa y Fundación Juan Felipe Gómez Escobar,  Fundación San Francisco de Asís entre muchos otros)
  • Niños enfermos de cáncer  (FundaciónDharma)

  • Soldados heridos y mutilados en combate (Corporación Matamoros)

  • Brigadas de salud en cárceles y poblaciones sin servicio de salud (Pastoral Penitenciaria y Pastoral Social, Fundación E-Kovio y PAC Antioquia)

  • Niños ciegos (Instituto Para Niños Ciegos)

  • Niños con discapacidad (Instituto Roosevelt)

  • Atención a quemados (Fundación del Quemado)

 

En este campo, y para facilitar y agilizar la distribución de estas donaciones, se aprobó el Tratado de Cooperación para la Asistencia en materia humanitaria entre la Soberana Orden de Malta y el Gobierno de la República de Colombia.  El tratado fue declarado exequible por la Corte Constitucional y aprobado mediante la Ley 767del 2002.  Fue protocolizado en Roma a través del canje de instrumentos en la sede de la Orden de Malta en esa ciudad.  Para su firma, en el año 2005, asistieron, en representación de Colombia, el Embajador Guillermo León Escobar y el Vice-Canciller Camilo Reyes.

La Asociación Colombiana es consciente de las necesidades que en este momento tiene el país en campos como la salud, la juventud, la niñez, la familia y la educación, y siempre procura estar presente, dentro de sus posibilidades, en la solución de las necesidades de nuestra población más desvalida.

 

Entrega de medicamentos en apartadas zonas de Colombia.

 

Distribución de insumos en compañía de la Pastoral Social de Colombia