• Imprimir

PEREGRINACIÓN SIN PRECEDENTES AL SANTUARIO DE LA

REINA DE COLOMBIA

  

  

  

  

 

El sábado 16 de mayo, la Asociación Colombiana de la Soberana Orden Militar de Malta adelantó una peregrinación sin precedentes en su historia, llevando  225 ancianos y 18 personas en situación de discapacidad, a la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, en la población de Chiquinquirá, en el departamento de Boyacá.
 
Los peregrinos pertenecen a la zona de Lisboa de Bogotá, donde la Asociación Colombiana de la Orden de Malta desarrolla un intensa labor hospitalaria desde el   año 2007, en estrecha coordinación con la parroquia local regentada por de la comunidad de misioneros Scalabrinianos.   
 
Después de participar en la Santa Misa, los ancianos, miembros y voluntarios de la Orden en Colombia, disfrutaron de un almuerzo típico de la región.
 
En esta bella población ocurrió el milagro de la renovación, donde un viejo y deteriorado lienzo pintado por el Maestro Alonso de Narváez, recobró todo su color y esplendor el día 26 de diciembre de 1586. 
 
Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá fue declarada Patrona de Colombia por el Papa Pío VII en el año 1829.
 
PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA ORDEN EN COLOMBIA,
CABALLERO DE GRACIA MAGISTRAL JORGE LEÓN GALINDO,
MD, EN EL SANTUARIO
 
 
”Quiero dar la bienvenida a los peregrinos del Barrio Lisboa en Bogotá y agradecerles sobremanera su presencia en esta Basílica. Los caballeros de la Orden de Malta en Colombia hacemos votos para que sus deseos, especialmente los relacionados con su salud, se cumplan y sean oidos por la Santísima Virgen del Rosario de Chiquinquirá y por Nuestro Señor Jesucristo. Queremos manifestarles que los miembros de la Orden aquí presentes se sientes honrados con su presencia. Deseo agradecer especialmente a la Comunidad Scalabrini, en especial al Padre Mauricio Pontin por su colaboración, a nuestro cohermano Don Octavio Flórez quien fue el organizador y el alma de este evento, a los padres la Comunidad Dominicana  de la Basílica por permitirnos la realización de esta peregrinación que tiene tan alto significado espiritual para todos los aquí presentes. Mil gracias a todos.
 
Deseo hacer algunas anotaciones y reflexiones que considero importantes en relación a este certamen. Recordar que las peregrinación van unidas a la condición itinerante del ser humano. Nuestra vida no es más que un camino lleno de vericuetos y encrucijadas que se inicia con nuestro nacimiento y termina con la muerte. Las peregrinaciones  para llegar a un lugar sagrado han tenido para el hombre a través de la historia un sentido de salvación y de purificación. 
 
La palabra ¨peregrino¨ viene del latín ¨peregrinus¨que significa ¨ir por los campos¨. Según Ortega y Gasset es un ¨andar y ver¨ como método, es pensar con los pies, que es lo que hacían los escolásticos. A través de los siglos las peregrinaciones en su mayoría han tenido un sentido religioso. Es visitar un lugar santo, un santuario. Los peregrinos buscan purificarse a través del perdón de Dios y hacer sus plegarias para pedir por la salud y el bienestar de ellos y de sus allegados.
 
 
 
Aquí nos encontramos en la Basílica de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá patrona de Colombia por decreto del Presidente Marco Fidel Suárez en 1.919.
 
Es importante hacer un breve recordatorio de la historía de esta bella imágen.
 
Se remonta a mediados del siglo XVI cuando el Fraile Dominico Andrés Jadraque ve la necesidad de tener una imágen de la Virgen María en la capilla y decide que debe ser la de la Virgen del Rosario. Acude  visitar en  Tunja al pintor español Alonso de Narváez y le encarga la pintura de la Virgen con el Niño acompañados a un lado por San Antonio de Padua y al otro lado por San Andrés. En 1.562 se colocó la pintura en la capilla localizada cerca de un pozo se agua. Debido a la alta humedad del sitio, la pintura se deterioró a tal punto que luego de dos décadas a penas se podían vislumbrar las figuras al igual que se perdieron los colores del cuadro. La pintura fué abandonada y sirvió hasta de piso donde se almacenaba el maíz. Se dice que en 1.586 una señora española de nombre María Ramos la recogió y la colgó nuevamente, al parecer en la capilla para orar ante ella. Fue el 26 de diciembre de 1.586 cuando una indígena llamada Isabel quien junto con su hijito observaron que la imagen se iluminaba y había recuperado su colorido original, al igual que las rasgaduras y los agujeros en el lienzo habían desaparecido. Desde entónces nació la devoción por nuestra Patrona de Colombia. Se cuenta que Simón Bolivar la visitó y oró ante ella durante la campaña libertadora y recibió de la comunidad los tesoros y joyas que el cuadro tenía en ese entónces.
 
Deseo en este punto y antes de terminar mencionar algunos datos históricos sobre la Soberana Orden de Malta. Durante más de nueve siglos el charisma de la Soberana Orden de Malta ha sido: Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum, que esignifica promover la Gloria de Dios, el servicio a  la Fe, al Santo Padre y a la ayuda al prójimo. Ella nutre, da testimonio, defiende la Fe sirviendo a los pobres y a los enfermos que representan al Señor. 
 
Según consta en su Carta Contitucional : ¨Fiel a los preceptos divinos y a los Consejos de Nuestro Señor Jesucristo, guiada por las enseñanzas de la Iglesia, la Orden afirma y defiende las virtudes cristianas de la caridad y de la hermandad, realizando sin distinción de religión, de raza, de género ni de edad obras de misericordia con los enfermos, los menesterosos y los apátridas. Realiza de manera particular actividades institucionales en el campo hospitalario, incluida la la asistencia social y sanitaria en favor de las víctimas de calamidades excepcionales y de guerras, teniendo en cuenta su elevación espiritual y fortaleciendo su  fe en Dios. ¨.
 
La Soberana Orden Militar de Jerusalén, de Rodas y Malta se originó en Jerusalén en el siglo XI por un grupo de hospitalarios del Hospital San Juan de Jerusalén, como una hermandad o fraternidad hospitalaria dedicada a la asistencia de peregrinos y enfermos y fue reconocida solemnemente en el año 1.113 por el Papa Pascual II en la Bula Pie Postulatin Voluntatis. 
 
Es una Orden laica soberana, es sujeto de derecho internacional y ejercita funciones soberanas. Es reconocida por más de 120 estados y acreditada como Observador Permanente en las Naciones Unidas. Su soberanía le permite a la Orden realizar tareas en cualquier parte del mundo, con gran independencia política y económica y asegura su neutralidad e imparcialidad. Tiene presencia en Colombia desde 1.957.”
 
Mil gracias,
 
Jorge León Galindo
Presidente ACSOMM