• Imprimir

 

Las Órdenes de San Juan

Aparte de la Orden de Malta, hay otras órdenes de San Juan, no católicas, que son reconocidas como órdenes de caballería. Se distinguen de otras órdenes nacionales por su fe cristiana y por sus tradiciones de órdenes cristianas laicas.

Las cuatro órdenes de San Juan de Jerusalén están asociadas dentro de la “Alianza” de las Ordenes de San Juan y comparten la misma tradición histórica y la misma misión: la atención a los enfermos y a los pobres. Están reconocidas por las autoridades soberanas de los países en donde tienen sede. A continuación se ofrece una breve descripción de las cuatro órdenes de San Juan reconocidas por la Soberana Orden de Malta.

Bailiaje de Brandeburgo de San Juan de Jerusalén

La Orden de San Juan se estableció en Alemania durante los siglos XII y XIII, fundando un Gran Priorato. En el siglo XVI, una parte del Gran Priorato, el Bailiaje de Brandeburgo de la Orden, se hizo protestante bajo la protección de los Margraves de Brandeburgo, futuros reyes de Prusia. El Bailiaje continuó manteniendo cordiales relaciones con la Soberana Orden de Malta. En 1811 fue suprimido por el Rey de Prusia que más tarde fundó la Real Orden de Prusia de San Juan, como Orden de mérito. En 1852 recuperó el nombre de Bailiaje de Brandeburgo transformándose en una orden de la nobleza prusiana.

En 1918, después de la caída de la monarquía, fue separada del Estado, haciéndose independiente. Está presente en varios países europeos, en Canadá y en los Estados Unidos; también trabaja en Alemania con hospitales y residencias asistidas para ancianos, y es responsable de un importante servicio de ambulancias: el “Johanniter Unfallhilfe”. Tiene afiliaciones independientes en Finlandia, Francia, Hungría y Suiza.

Orden de San Juan de los Paises Bajos

La Orden de San Juan empezó a difundirse en los Países Bajos en el siglo XII. El Rey de Prusia suprimió el Bailiaje de Brandeburgo en 1811. Sin embargo, algunos miembros holandeses se reunieron para refundarlo en 1852.

En 1909 se fundó una afiliación en el Reino de Holanda. En 1946 se separó de la Orden alemana y pasó a depender de la Corona holandesa, pero no como Orden de Estado.

Actualmente gestiona hospitales y hospicios y colabora con la Soberana Orden de Malta en diversas obras caritativas.

Orden de San Juan de Suecia

La Orden de San Juan se estableció en Escandinavia en el siglo XII y se convirtió en protestante en 1530. La nueva Orden de Suecia formó parte inicialmente del Bailiaje de Brandeburgo y fue reorganizada en 1920 como dependiente de la Orden alemana, pero bajo la protección de la Corona Sueca.

Se independizó de la Orden alemana en 1946, bajo la protección del Rey de Suecia. Hoy esta Orden presta asistencia a ancianos y enfermos y colabora con los hospitales suecos, con algunas organizaciones caritativas y con las comunidades cristianas. También colabora en actividades internacionales para ayudar a refugiados y prisioneros políticos.

Venerable Orden de San Juan

La Orden de San Juan se estableció en las Islas Británicas en el siglo XII y, salvo un breve periodo del reinado de la Reina María, dejó de existir bajo Enrique VIII. La “Venerable Orden” se desarrolló después de una tentativa infructuosa en 1830 de reinstaurar la “Orden de San Juan” en el Reino Unido. No llegó a establecerse como Fundación Humanitaria hasta 1870.

En 1888 fue reconocida por la Reina Victoria, no como Orden de Estado, sino como Orden de la Corona. Hoy es muy conocida por sus servicios de ambulancias que ejercen en distintos países, por su hospital oftalmológico en Jerusalén y por sus servicios de socorro y de enfermería. La Venerable Orden tiene prioratos y asociaciones en unos cuarenta países, la mayor parte de lengua inglesa. Es la única orden, entre las de San Juan, que no pone condiciones en su procedimiento de admisión.